Madrid

Pídeselo a San Judas

San Judas, Madrid

Es miércoles,  estás en el centro de Madrid y de repente te encuentras con una larga fila de personas en los primeros números de la calle Atocha hacia la plaza de Jacinto Benavente. ¿Quieres saber qué hacen, porqué esperan? En este post te lo contamos.

Se trata de fieles que acuden a tocar y besar a San Judas Tadeo en la parroquia de Santa Cruz C/ Atocha, 6. Este santo tiene tanta fama y le rezan con devoción por ser el patrón de las causas difíciles y desesperadas. Hay muchas personas que aseguran haber recibido favores extraordinarios e increíbles.

Pero ¿quien fue Judas Tadeo? Fue primo de Jesús y uno de sus doce apóstoles. Antes de seguir a Cristo trabajaba de agricultor y tras su muerte viajó a predicar el Evangelio a Mesopotamia. Paso a la historia religiosa por formular el 11° artículo del credo apostólico: “creo en la resurrección de la carne”.

La figura de este santo tan querido se encuentra, dentro de la parroquia, en el lado izquierdo del altar mayor y está representado con un libro en la mano izquierda (es una epístola escrita por el mismo e incluida en la Biblia), un hacha en la mano derecha (símbolo de su cruento martirio) y una llama sobre su cabeza (muestra de su fe ardiente).

San Judas interior Madrid_opt

Pero no siempre ha estado en esta sede. Su primer templo se construyó en tiempos de los Reyes Católicos (última década del siglo XV), después sufrió incendios, derrumbes y leyes desamortizadoras hasta que por fin en 1889 comenzaron las obras de la actual parroquia que costaron 1,5 millones de las antiguas pesetas.

El encargado de diseñar la parroquia de la Santa Cruz fue el arquitecto y alcalde de la Villa, Don Francisco de Cubas y González-montes (Marqués de Cubas). La construyó en un estilo neogótico con fachada y torre de 60 metros neomudéjar. Las vidrieras fueron realizadas por J. Maumejean.

Como curiosidad, si os acercáis a visitarla a las 9 H o a las 21 H  tendréis la oportunidad de escuchar el himno de la parroquia “Victoria, tu reinaras” a cargo del carrillón de 8 campanas.

Además, ahora que se acerca Semana Santa, podréis encontrar allí, entre otras, la Hermandad más antigua y castiza del viejo Madrid, la de San Antonio de Padua y la de la Virgen de los 7 dolores (que trajo desde Flandes el rey Felipe el Hermoso).

Y para terminar y si sois amantes de la búsqueda de tesoros,  acercaos al altar mayor porque en un relicario de estilo gótico con forma de Cruz de madera de caoba, encontraréis un trozo del madero usado por los romanos para crucificar a Jesús (Lignum Crucis).

Fe, Arte, Historia, visita imprescindible a unos pasos de la Plaza Mayor si tienes una causa  como si no.

Belén Pinto.

Colaboradora altruista de Lingua Viva y enamorada de Madrid.

5 febrero, 2019 in Blog

El Museo del Prado cumple 200 años

El Museo del Prado cumple 200 años Situado entre el famosísimo parque de El Retiro y el paseo que le da su nombre, el Museo del Prado es tal vez... Read More